Cómo meditar

Busca un lugar silencioso. Escucha unos minutos de música suave para relajarte, si gustas.

Siéntate con tu espalda derecha, permanece quieto.

Cierra tus ojos suavemente y empieza a recitar tu palabra, oración, o mantra, silenciosamente, interiormente y amorosamente durante todo el tiempo de tu meditación:

Repite la palabra "Ma-ra-na-tha." Dílo con 4 sílabas con igual énfasis y con fervor.

No pienses en el significado de la palabra. Presta total atención a su sonido durante todo el tiempo de tu meditación, desde el principio al final.

Si surge una distracción, simplemente regresa a tu mantra.

Medita por 20 a 30 minutos cada mañana y cada noche, cada día de tu vida.
Solo repite la palabra.

La meditación es la forma de oración pura marcada por el silencio, la quietud y la simplicidad.

Recuerda

  • No juzgues la calidad de tu meditación.
  • No busques experiencias de ningún tipo.
  • No busques ni midas resultados.
  • Manténte fiel a tu práctica
  • Cualquier beneficio seguramente emergerá gradualmente y luego de mucho tiempo. 

 

La maravilla y belleza de la oración, es que nuestro corazón se abre tan naturalmente como el abrirse de una flor.  John Main OSB